Esterilidad vs. Infertilidad

¿Es lo mismo la esterilidad que la infertilidad? Muchas personas que empiezan a informarse sobre la reproducción asistida se hacen esta pregunta. Puede llegar a ser confuso ya que ambos términos significan que no puedes concebir de manera natural, es decir, que tienes que recurrir a otros métodos como la fecundación “in vitro”, la inseminación artificial o la ovodonación.

La esterilidad se refiere a aquellas parejas que tras un año intentando concebir, no lo logran mientras que la infertilidad es la incapacidad de llevar un embarazo a término y dar a luz a un bebé sano. A continuación entraremos en detalle sobre cada uno de los conceptos:

ESTERILIDAD

Puede ocurrir si llevas un año intentando concebir si éxito. Este periodo es menor si la mujer se encuentra entre los 35 y los 40, a partir de entonces, el tratamiento no se debe retrasar ya que las probabilidades de embarazo natural a esta edad son más bajas. Si existe en la pareja alguna enfermedad ginecológica o ha habido operaciones quirúrgicas que hagan sospechar que puede haber ocurrido algún cambio, es conveniente realizarse pruebas lo antes posible.

Diferencias entre esterilidad primaria y secundaria:
– Primaria: no ha habido embarazo
– Secundaria: la pareja ha tenido un embarazo exitoso, pero no ha sido capaz de concebir de nuevo.

Causas más frecuentes
– Mujeres: endometriosis, obstrucción tubárica, problemas de ovulación, edad avanzada, reserva ovárica reducida o enfermedades crónicas.
– Hombres: alteraciones en la calidad del esperma, principalmente en la concentración y la movilidad. Hoy día se profundiza más en el estudio del factor masculino ya que el resultado de estos estudios puede modificar la estrategia de tratamiento.

INFERTILIDAD

Se dice que una mujer es infértil cuando ha sufrido tres o más pérdidas de embarazo. Hoy en día, debido a las situaciones de estrés provocadas por esta situación, es recomendable realizarse análisis tras la segunda pérdida de embarazo.

Diferencias entre infertilidad primaria y secundaria
– Primaria: se da en los casos en los que ningún embarazo ha llegado satisfactoriamente a término.
– Secundaria: es utilizado para referirse a los casos en los que han ocurrido abortos tras haber tenido algún embarazo con nacimiento de un niño sano.

Causas más frecuentes
– Mujeres: anomalías del tracto reproductor femenino como problemas en las Trompas de Falopio, en el cuello del útero o anomalías uterinas. Enfermedades autoinmunes, trombofilias, enfermedades endocrinológicas, intolerancias alimentarias, enfermedades infecciosas, causas genéticas.
– Hombres: alteraciones testiculares, causas genéticas, fragmentación del ADN.

Certificados de Calidad

Leave a Reply